Romance entre las piedras

Festeje entre ruinas antiguas en La Posta Vecchia Hotel
Gema arqueológica

Cuando J. Paul Getty compró un retiro junto al mar en la ciudad costera italiana de Ladispoli, el ávido coleccionista de arte nunca esperó que hubiera tesoros arqueológicos de 300 años de antigüedad enterrados debajo. Pero durante una revisión de la propiedad del siglo XVII en la década de 1960, los trabajadores descubrieron artefactos invaluables de una antigua ciudad romana, Alsium, que los historiadores remontaron al siglo II a.C.

El descubrimiento fue una razón más para que el barón del petróleo apreciara su nueva adquisición, un sitio histórico frente al mar Tirreno, a una media hora en auto de las afueras de Roma. Getty valoró las ruinas, estableciendo un museo privado para preservar y exhibir las ruinas en el sótano de su casa restaurada.

La Posta Vecchia Hotel ha conservado la decoración digna de un museo de John Paul Getty.
Una cena privada en la bodega del hotel está rodeada por las ruinas de Alsium.
En la década de 1960, mientras se realizaba una renovación, los trabajadores descubrieron los restos de una ciudad que data del siglo II a.C.
El industrial J. Paul Getty montó un museo privado, dedicado a las antiguas ruinas romanas, en la bodega de la propiedad.
Buen gusto clásico

La familia Sciò adquirió la propiedad en 1980 y utilizó la casa como residencia privada hasta 1989. Animado por el deseo de más que unos pocos amigos cercanos de disfrutar de la belleza de la villa histórica junto al mar, Roberto Sciò abrió La Posta Vecchia al público como un hotel en 1990.

El entorno del museo de la bodega es un gran atractivo. La impresionante colección subterránea intriga a los visitantes con una experiencia gastronómica privada como ninguna otra en medio de antiguos platos y jarrones, estatuas de mármol africano y griego, y coloridos mosaicos.

El chef Antonio Magliulo ofrece un menú especial diseñado para mejorar el clasicismo del espacio con auténticos sabores italianos: pastas y salsas caseras, pescado recién capturado y postres tradicionales para una indulgencia final.

En todo el hotel, la decoración digna de un museo se destaca con mobiliario y obras de arte en toda la propiedad seleccionadas por Getty y el historiador de arte Federico Zeri.

Para aprender más sobre La Posta Vecchia Hotelo la cena privada del museo para dos personas, comuníquese con el conserje al hacer la reserva.

close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar