En los ojos de quien mira

Un arquitecto británico comparte la misma estética para el diseño que su famoso abuelo

Greg Blee

Arquitecto, cofundador de Blee Halligan

La belleza está en los ojos de quien mira, según el antiguo dicho, y no podría ser más cierto que en el caso del arquitecto Greg Blee. Donde los demás miran y ven un edificio al que solo le espera la demolición, Blee puede ver más allá de la fachada desvencijada y encuentra la belleza que se oculta tras los muros. Cuanto más complejo es un proyecto, mejor.

Cuando los padres de Blee compraron una cabaña rústica en la campiña francesa, cuya construcción databa de 1822, este arquitecto dedicó 30 años a transformar la vivienda en un refugio respetuosa del medio ambiente, creando una maravilla moderna en su estudio de Londres, y luego trasladando los materiales, pieza por pieza, hasta Francia por el canal en una camioneta Renault.

En otra ocasión, cuando le tocó la tarea de modernizar la antigua vivienda de una pareja en Gales del Sur, para la serie de televisión británica Ugly House To Lovely House, transformó la propiedad en una modernidad del siglo XXI, llena de luz natural que fluía al interior a través de los ventanales.

Greg Blee, socio fundador de la firma de arquitectura Blee Halligan.

Sugerencias locales

Recorrer Londres con Greg Blee

Cuando Greg Blee no trabaja, le gusta recorrer su glamuroso patio: la ciudad de Londres. Le plantea a la gente que mire más allá de los hermosos paisajes, las deslumbrantes atracciones y los destinos populares, y descubra y aprecia un aspecto diferente de la ciudad.

Un toque francés

Una brasserie parisina impresiona con su aire alsaciano

Bellanger, (9 Islington Green, Islington; +44-20-7226-2555), de los gigantes culinarios Chris Corbin y Jeremy King, rebosa encanto a la vieja usanza. El interior luce como un ambiente parisino de principios del siglo pasado, con paneles de madera, detalles de diseño en bronce y espejos distribuidos por todos lados. Las luminarias evocan una impactante estética reminiscente del art nouveau.

El menú está enofcado en sabores franceses de las regiones del este con especialidades de la casa, como tartas flambées dulces y saladas, cuyo sabor se destaca más con un vaso de Crémant d'Alsace, y el sabroso choucroute de Alsacia.

Las bebidas se sirven en copas de pie verde, que suman al encanto antiguo de Bellanger y son parte de la precisa atención puesta a todos los detalles que caracteriza a los establecimientos de Corbin y King en la ciudad y los hace destinos legendarios.

Una extraña verdad

Un museo poco convencional ofrece a los visitantes una dosis de historia local

Ubicado en el ático de St. Thomas' Church, una herboristería en un desván de 300 años alberga la sala de cirugía más antigua en existencia de Europa, que data de 1822. The Old Operating Theatre Museum (9a St. Thomas St., Southwark; +44-20-7188-2679) permite que los visitantes conozcan las extravagantes prácticas médicas del pasado, antes de la llegada de la medicina moderna. Fue en el año 1956, cuando el historiador Raymond Russell se encontraba investigando el hospital St. Thomas, que descubrió una abertura en el ático y encontró este espacio, que se restauró y reabrió al público como museo en 1962. ¿Le gustan las recreaciones? Entonces no puede perderse la demostración semanal que se realiza sobre una antigua mesa de madera y con instrumentos original, en la que se recrea una sala de cirugía del siglo XIX, cuando los alumnos se sentaban a observar y eran testigos de los procedimientos quirúrgicos, que se realizaban sin anestesia ni antisépticos. No es recomendable para las personas muy sensibles.

A beber

Un verdadero pub inglés al sur del río

Uno de los sueños de Greg Blee es restaurar un pub, y en el vecindario Camberwell, en la zona sur de Londres, si algo abunda son las oportunidades para hacerlo. El Camberwell Arms (65 Camberwell Church St.; +44-20-7358- 4364) es la última adición a la zona.

Es un punto acogedor y cálido del vecindario, con candelabros y luminarias de pared que aportan una iluminación cálida a los interiores modernos de este pub con oferta gastronómica. El menú es abundante y osado, con platos como pollo asado al espetón, conejo troceado y platillos con perdiz asada. También hay opciones variadas de cerveza de barril para quienes desean explorar nuevos sabores.

En la planta alta, el ambiente es más tranquilo, y se ofrece una lista de digestivos para después de comer, cervezas artesanales y una selección de vinos orgánicos y biodinámicos, perfectos para relajarse en el sofá frente a la chimenea.

Una gema oculta

La cocina de Xinjiang en Silk Road es tan rústica como tentadora

Algunas veces son los lugares más sencillos los que más vale visitar. Y así es para Silk Road (49 Camberwell Church St., Camberwell; +44-20-7703-4832), una joya oculta especializada en los sabores de la provincia de Xinjiang en el noroeste de China, que se ha convertido en el destino favorito de los estudiantes de arte y los hipsters locales. ¿Qué hay en el menú? Una abundancia de platos con cordero típicos de las cocinas de Uighur en Xinjiang, y especialidades callejeras típicas, como bollos fritos rellenos de cerdo hechos en el lugar durante todo el día y pinchos de cordero con comino y una dosis saludable de chile.

Blee recomienda el pollo y las patatas cocinados a fuego lento en un caldo condimentado con chiles. Cuando esté a punto de finalizar su plato, un mozo se acerca puntualmente con una montaña de fideos gruesos caseros para humedecer en el aromático caldo y la salsa, lo que crea otro plato delicioso.

Los cócteles en un nuevo nivel

Un bar emergente en un entorno bastante peculiar

Un estacionamiento no es el lugar más común donde reunirse para tomar unos cócteles después del trabajo, excepto que se encuentre en Frank's Café and Campari Bar (95a Rye Lane; Peckham). Entonces, es lo más lógico.

Uno de los restaurantes emergentes originales de Londres, este espacio es una celebración donde se combinan todos los sentidos del arte visual, la arquitectura, la música, la comida y la bebida, con vistas inigualables de la ciudad desde su punto de observación en la azotea. El estacionamiento de varias plantas fue construido en 1980, y el proyecto de esculturas Bold Tendencies lo transformó en un espacio artístico inmersivo, desde donde se puede observar el Gherkin con diseño de Norman Foster, el London Eye y el Shard, entre los diversos edificios del horizonte urbano del centro de Londres. Y todo esto mientras se saborea uno de los cócteles con campari de Frank.

Eso sí, es importante que planifique la salida cuidadosamente, porque su ubicación al aire libre implica que Frank abre únicamente durante los meses más cálidos del año.

Más información
close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar