Whisky en la sangre

Dos hermanos renuevan el negocio familiar de antaño

Jack y Stephen Teeling

Propietarios y cofundadores de Teeling Whiskey Company

Se podría decir que los hermanos Jack y Stephen Teeling tienen whisky en las venas. La pasión de su clan por la destilación se remonta varias generaciones a 1782, cuando uno de sus ancestros, Walter Teeling, abrió la primera destilería de la familia en el distrito Liberties, donde había mayor libertad. Después de un exitoso negocio que abarcó casi dos siglos, la empresa se vendió finalmente a la familia Jameson, quienes para ese momento habían cubierto el mercado del whisky irlandés, y luego cerró debido a que la demanda internacional por la bebida irlandesa había disminuido.

Pero más de 230 años después de aquel primer ancestro, los hermanos Teeling están de regreso, destilando nuevamente de forma artesanal como siempre lo hizo su familia y crearon la Teeling Whiskey Company, que proporciona whiskys irlandeses de pequeñas partidas a una clientela internacional de mixólogos destacada, y es la primera destilería nueva en abrir en Dublín en 125 años.

Jack y Stephen Teeling prueban algunas de las partidas más nuevas de la destilería en Teeling Whiskey Distillery Café.

Sugerencias locales

Explore Dublín con Jack y Stephen Teeling

Desde el legado de pubs literarios, el museo de arte local, gastronomía tradicional irlandesa y aventuras deportivas gaélicas, continúe leyendo para conocer la guía de expertos de Jack y Stephen Teeling de Dublín.

Pubs literarios históricos de Dublín

Un recorrido por bares que sigue los pasos de autores famosos de Irlanda

Kehoe’s (9 S. Anne St.; +353-1-677-8312), cerca de Grafton Street, es un auténtico pub irlandés que data desde 1803. Y no se han realizado muchos cambios desde ese entonces, los interiores de inspiración victoriana que fueron finalizados a finales del siglo XIX, cuentan con ventanas con vitrales, cortinas decorativas y un mostrador en caoba oscura que todavía recuerda los días en que los novelistas, poetas y dramaturgos como Patrick Kavanagh, Brendan Behan y Flann O'Brien se reunían allí para colaborar y quejarse acompañados de un vaso de whisky, o de varios.

Dublín tiene una larga historia de pubs literarios, y al igual que ocurría en Kehoe's, los autores irlandeses se han estado reuniendo y bebiendo pintas en The Palace Bar (21 Fleet St.; +353-1-671-7388) desde 1823. Durante las décadas de 1940 y 1950, The Palace Bar se convirtió en el destino preferido del cuarto poder, gracias al patronazgo de R. M. "Bertie" Smyllie, editor en ese momento del Irish Times, e infinitos otros editores, corresponsales y periodistas.

En la actualidad, encontrará a los aficionados al whisky en el bar apenas iluminado que está en la planta alta del Palace's, cuyas paredes están cubiertas con cajas de exposición de botellas de whisky 100 % irlandés. Asegúrese de probar el de malta única de la casa.

Whisky y cigarros

Descubra una pareja perfecta

Durante 135 años, a través de cuatro generaciones, guerras mundiales y recesiones, la tienda James Fox Cigar & Whiskey Store (119 Grafton St.; +353-1-677-0533), la tienda de cigarros de propiedad familiar más antigua del mundo, ha sido el lugar ideal para que los dublineses encuentren pipas hechas a mano, tabaco y whisky de primer nivel. Particularmente especiales son los clásicos Partagas Lusitanias 1984 de la tienda, y los puros cubanos Romeo y Julieta Príncipe de Gales, que combinan muy bien con el Single Malt de la Reserva Platinum Teeling de 30 años, si es que puede conseguirlo. Todos los cigarros de Fox se conservan en humidores elaborados en Cuba por Ernesto Aguilera. Si desea llevarse consigo a casa una gota de Irlanda, visite el Celtic Whiskey Shop (27-28 Dawson St.; +353-1-675-9744) a pocos pasos de St. Stephen's Green, donde encontrará todos los whiskies irlandeses que existen (y más). La colección única de la tienda seguramente deleitará incluso a los coleccionistas más avanzados.

Tesoros locales

Un museo de historia con un punto de vista indudablemente dublinense

Del otro lado de la calle del Celtic Whiskey Shop se encuentra The Little Museum of Dublin (15 St Stephen's Green; +353-1-661-1000), una de las atracciones más amadas de la ciudad. El director Trevor White y el conservador Simon O'Connor han poblado el espacio de exposición con recuerdos, historias y objetos divertidos que representan la ciudad de Dublín y los personajes que la han habitado desde el 1900 hasta comienzos del siglo XXI.

Los aproximadamente 5000 artefactos de la colección del museo (una fotografía que documenta la visita de la Reina Victoria a Dublín en 1900, la primera edición del Ulysses de James Joyce, una habitación totalmente dedicada a la banda de música U2) han sido donados o prestados directamente por la gente de Dublín para que cuenten la historia de la capital irlandesa de acuerdo a sus ciudadanos. El énfasis del museo está puesto en la historia local y sus conexiones, por lo que los recorridos asistidos por la tecnología no se usan, y se prefirió que guías locales expertos acompañen a los visitantes en un paseo por el museo y sus extraordinarios objetos. Después de la finalización del recorrido, el guía invita a los huéspedes a degustar una taza de té, café o una pinta de cortesía, para compartir historias y recomendaciones locales, como parte de la iniciativa el museo "City of a Thousand Welcomes" (Ciudad de mil bienvenidas).

Que comience el juego

Un día dedicado a antiguos juegos irlandeses

Aquellos visitantes que tienen espíritu atlético y buscan experiencias únicas al aire libre se sentirán encantados de pasar el día conociendo y practicando deportes irlandeses originales en Experience Gaelic Games (Na Fianna GAA Club, Glasnevin; +353-1-254-4292) en las afueras de la ciudad. Participará en dos actividades irlandesas tradicionales que se remontan a 3000 atrás, el fútbol gaélico, un deporte de contacto total que contiene elementos del fútbol y del básquetbol, y el hurling, que se parece al lacrosse combinado con el béisbol, pero mucho mucho más brutal.

Los entrenadores calificados y cordiales le presentarán las reglas básicas de cada juego además de la importancia histórica que tienen antes de salir todos al campo. Ahí es cuando comienza la diversión.

Delahunt en Camden Street

Gastronomía elegante con raíces históricas

Es muy probable que después de un largo día dedicado a explorar la ciudad y sus principales atracciones, sienta mucho apetito. Para calmarlo, diríjase a Delahunt (39 Camden St. Lower.; +353-1-598-4880) cerca de St. Stephen’s Green para saborear platillos con sabrosos ingredientes irlandeses preparados con una apreciación moderna. Este restaurante, un favorito de los amantes de la comida de Dublín, está situado en un histórico edificio victoriano que supo ser una tienda de comestibles de alto nivel, "Delahunt de Camden Street", a la que se hace referencia en el Ulysses de James Joyce, comentando su "oporto, jerez y curazao" y "cortes de carne abundantes y pasteles de carne".
Sus papilas gustativas vivirán un festín con platillos como el trío de carne de ciervo: filete ruso, lengua y tuétano, acompañado de berro, nabos encurtidos y tostadas; también hay merluza con mejillón, apionabo, espinaca y manzana en una cremosa salsa. Los postres del restaurante son igualmente tentadores, como en la delicia de ruibarbo, con masa de cardamomo y pistachio; y pastel de chocolate tibio con helado de caramelo salado.

Más información
close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar