Irlanda

Siete días en la isla esmeralda

Los aspectos destacados de Irlanda (Dublín y los condados de Cork, Kerry, Limerick, Galway y Mayo) se encuentran desperdigados por la verde campiña, pero pueden visitarse en un viaje de una semana. Tenga cuidado con los rebaños de ovejas en las carreteras.

Reserve o personalice este viaje magnifico. Para reservar, llame al (+1-800) 745 8883 en los EE.UU. | O hacer clic aquí para el centro de reservas más cercano.

Días 1 a 3: Dublín

James Joyce es el autor de la famosa frase: "Cuando muera, Dublín permanecerá grabada en mi corazón". De hecho, la ciudad, que se extiende a orillas del río Liffey y cuenta con numerosos ejemplos de plazas y arquitectura georgiana, realmente impacta a sus visitantes. "Dublineses", de Joyce, es la obra que debe leer para prepararse para su viaje. Busque una copia en Books Upstairs, en Dublín.

Durante un recorrido a pie por la ciudad, debe visitar lugares de interés arquitectónico, como el Banco de Irlanda, la Catedral de la Santísima Trinidad, la Aduana y Four Courts, la Oficina General de Correos (donde ocurrió el Alzamiento de Pascua) y Merrion y Fitzwilliam Square. Los museos que no debe dejar de visitar incluyen el Hugh Lane (que cuenta con el estudio reconstruido de Francis Bacon), la Galería Nacional de Irlanda, el Museo nacional de artes decorativas e historia, el Pequeño Museo de Dublín, el Museo Nacional de Arqueología, Dublinia, un museo ideal para los niños, y Number 29, una casa georgiana restaurada. Kilmainham Gaol representa la historia del sistema penal irlandés.

Fundado en 1592, el Trinity College ha educado a autores como Jonathan Swift y Oscar Wilde, por lo tanto, no es sorprendente que cuente con una de las bibliotecas más famosas del mundo, la Antigua Biblioteca, que ofrece más de 5.000.000 de libros, entre ellos, el Libro de Kells.

Tanto el arte tradicional como el arte contemporáneo irlandés han ganado gran popularidad recientemente, en gran parte, debido a las excelentes galerías de Dublín. Se pueden encontrar obras contemporáneas en Green on Red, Kerlin Gallery y Sebastian Guinness Gallery; las pinturas de los siglos XVIII a XX son la especialidad de The Oriel Gallery. Los visitantes y los residentes del lugar pueden hacer una pausa por la tarde en Butler's Chocolate Café y Queen of Tarts. También debe visitar la fábrica de Guinness y la destilería de Old Jameson; si desea comprar whisky para llevar a casa, visite Celtic Whiskey Shop & Wines.

La sorprendente escena culinaria de Dublín se renueva constantemente y sus pubs probablemente son los más animados de Europa. Los restaurantes que no debe dejar de conocer incluyen el Patrick Guilbaud, galardonado con estrellas de Michelin, L'Ecrivain y Chapter One si desea disfrutar de una gran salida nocturna, el restaurante irlandés contemporáneo Thornton's o Greenhouse Restaurant y The Winding Stair, un acogedor espacio a orillas del río. Se dice que la cerveza Guinness tiene mejor sabor en Dublín. Algunos de los pubs que puede visitar son el auténticamente victoriano Long Hall, el tradicional McDaid's, John Kehoe's, que ofrece una magnífica vista a la ciudad desde el piso superior, el apacible Palace Bar o Gravity Bar y el pub más antiguo de Dublín, Brazen Head.

La tradición oral y la narración de cuentos han sido muy importantes en la cultura irlandesa. Los visitantes deberían intentar obtener entradas para un espectáculo en Project, The Abbey Theatre o The Gate Theatre.

Días 4 y 5: Condado de Kerry

Viaje 1 hora y 45 minutos hasta Killarney, parando para comer o para presenciar una demostración de cocina en la legendaria Ballymaloe Cookery School. Más adelante, durante el viaje a Cork, deténgase para comer en Ballyvolane House o Farmgate Café.

El impactante paisaje del Condado de Kerry ofrece una extraordinaria combinación de lagos, montañas y el Océano Atlántico. Por su ubicación alejada, el condado ha permanecido relativamente aislado y, por lo tanto, ofrece los ejemplos más puros del lenguaje y la cultura irlandesa, que se hacen particularmente evidentes en la victoriana Murckross House. Algunas actividades que puede realizar en la región incluyen paseos por Kerry Way, Dingle Way o Beara Way, ciclismo o cabalgatas en el Anillo de Kerry. Se pueden programar excursiones en bote a las islas Skellig por la tarde, especialmente si el clima es bueno.

Días 5 y 6: Condado de Limerick

Viaje 1 hora y 20 minutos hacia el Noreste hasta Adare. En el camino, pruebe suerte en el hipódromo de Limerick. Los golfistas disfrutarán de los fantásticos campos de golf de la zona, como Adare Manor Golf Course, construido en el bosque, alrededor de una abadía franciscana del siglo XIV. También podrá pescar cerca, en el río Maigue.

Disfrute de un almuerzo en el apacible y lujoso Mustard Seed at Echo Lodge antes de conocer la rica historia de Irlanda en el Castillo de Carrigogunnell, el Castillo de Adare y el castillo del Rey Juan, de la época de los vikingos.

Los sábados por la mañana, visite el Milk Market, de 150 años de antigüedad, que ofrece delicias traídas directamente de la granja. Si ya ha comido suficientes chocolates artesanales, diríjase a los Acantilados de Moher, un parque de la UNESCO con fabulosos lugares para practicar excursionismo.

Días 6 y 7: Condado de Mayo

Conduzca tres horas hasta Ashford Castle, con una parada en el camino en la Abadía de Corcomro, que data del siglo XIII. Mayo es conocido por sus excelentes lugares para practicar excursionismo y disfrutar de cabalgatas, especialmente en el Parque Nacional Connemara o en Croagh Patrick junto a los peregrinos religiosos. En toda la región, pueden encontrarse elementos que recuerdan a la gran hambruna irlandesa, durante la cual murió un millón de personas y otro millón se fue del país. El Condado de Mayo resultó muy afectado por la hambruna y todavía pueden verse ruinas de casas abandonadas, aldeas, asilos y tumbas. Restos más antiguos que datan del Neolítico incluyen tumbas megalíticas y círculos de piedras rituales.

Muchas abadías de la zona son buenos ejemplos de la arquitectura de los fuertes del siglo VIII, donde los irlandeses se protegían de los ataques de los vikingos. Los ejemplos más importantes incluyen Aughagower, Balla, Killala, Turlough, Ballintubber y Meelick.

Almuerce en Cronin's Shebeen en Westport. Disfrute de una bebida mientras contempla la vista desde Lishloughrey Lodge o, si desea un trago después de cenar, visite Matt Molloy's Pub, donde podrá escuchar música irlandesa.

Salida del aeropuerto de Shannon o Knock.

close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar