Maravillas del Renacimiento

Los huéspedes del Hotel Majestic Roma vislumbran los frescos menos conocidos de la ciudad
Fascinaciones oscuras

Los famosos techos con frescos de Roma atraen multitudes de turistas, todos estirando sus cuellos tratando de ver los detalles sobre sus cabezas. Sin embargo, hay lugares de igual encanto y con el mismo atractivo que el arte probado y las atracciones arquitectónicas de la Ciudad Eterna.

Ejemplos de ello son: la poco conocida Villa Farnesina en Trastevere, y al otro lado del río Tíber, el Palazzo Spada; dos de las más magníficas residencias de la época renacentista de Roma que albergan una serie de triunfos artísticos de la misma época.

Dado que prefiere obsequiar a los huéspedes con experiencias distintivas y atracciones poco comunes, el Hotel Majestic Roma organizará una visita exclusiva por ambas propiedades con un guía experto que lleva a los huéspedes a lo profundo de las historias y tesoros de estas propiedades artísticas.

El techo con frescos elaborados La Logia de Psique creado por Raphael (hacia 1517-18) en Villa Farnesina.
Un detalle de La violación de Ganimedes (hacia 1509-1514) por el arquitecto-pintor, Baldassare Peruzzi, en Villa Farnesina.
La majestuosa Villa Farnesina, situada a orillas del río Tíber, se construyó a principios del siglo XVI, durante el apogeo del Renacimiento italiano.
Los huéspedes del Hotel Majestic Roma obtienen una visión privilegiada de un efecto de perspectiva con siglos de antigüedad que sigue siendo una maravilla arquitectónica.
En el ojo del espectador

La primera parada es Villa Farnesina, diseñada a principios del siglo XVI, con un interior ricamente decorado con frescos ornamentados. No se arrepentirá de saltarse las multitudes en el Vaticano para ver de cerca la obra del rival de Miguel Ángel, Raphael, incluyendo su obra maestra icónica, El triunfo de Galatea.

A continuación, una caminata de 20 minutos a través del río Tíber con su guía a lo largo del histórico Ponte Sisto, para ver más obras increíbles del arte y la arquitectura renacentista en el Palazzo Spada. En el interior, la Galleria Spada alberga 200 pinturas en una de las colecciones más importantes de arte del siglo XVII en el mundo.

Pero quizás el mayor atractivo sea la obra del arquitecto, Francesco Borromini, Prospettiva, de lo que aparenta ser una gran arcada pero que en realidad se trata de un efecto de la perspectiva. La hazaña del arquitecto barroco engaña al espectador para que vea una columnata cuatro veces más larga de lo que es usando trucos ópticos como un techo descendente, columnas en cascada y un piso ascendente, todo lo cual engaña al ojo al creer que ve algo que no está realmente allí.

Para aprender más sobre Hotel Majestic Roma, o para reservar una mesa en el R Cocktail Bar, póngase en contacto con el conserje al hacer la reserva.

close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar