Un panorama perfecto

Fije sus vistas en una experiencia gastronómica privada en el Hotel Fasano Rio de Janeiro
Belleza durante el día, magia por la noche

En menos de una década, el Hotel Fasano Rio de Janeiro, que se inauguró en 2007, se ha ganado una reputación como el lugar más fascinante en el extremo de Ipanema, con su homenaje al espíritu del diseño brasileño de las décadas de 1950 y 1960, y el glamur de la era de la bossa nova.

Entre las atracciones del hotel se encuentra una azotea exclusiva para invitados diseñada elegantemente donde, durante el día, quienes toman sol disfrutan de la tranquila piscina infinita que parece posarse sobre una playa de arena blanca que se encuentra ocho pisos abajo, y donde su posición única ofrece vistas espectaculares de la costa de Ipanema. Al tiempo que se la ve maravillosamente hermosa bajo el sol radiante, la azotea tiene un aire místico, mágico durante la noche, que la transforma en un escondite privado para tomar un trago con vista a las luces parpadeantes de la ciudad.

Philippe Starck diseñó espejos y ventanas extravagantes, que llevan el seudónimo de “ojos que ven”, para resaltar los tonos azules del océano, la piscina infinita y el cielo.
Si bien normalmente es un lugar de encuentro para tomar un trago al anochecer, se invita a los huéspedes a experimentar una encantadora cena privada en la íntima azotea.
Desde la codiciada ubicación en la azotea del Hotel Fasano Rio de Janeiro, la montaña Dos Hermanos se ve lo suficientemente cerca como para alcanzarla y tocarla.
Al tiempo que se la ve maravillosamente hermosa bajo el sol radiante, la azotea del Fasano tiene un aire místico y mágico a la luz de la luna.
Opciones para comer al aire libre

Si bien normalmente es un lugar de encuentro para tomar un trago al anochecer, se invita a los huéspedes, solamente por petición, a experimentar una encantadora cena privada en la íntima azotea al aire libre. Los atractivos asientos capturan lo que parece una postal fotográfica: un panorama despejado de 180 grados con vistas de Ipanema, Arpoador y Leblon, como también de la montaña Dos Hermanos y la colosal estatua del Cristo Redentor en la cumbre del Cerro del Corcovado.

El menú de prueba de ocho platos del cocinero Paolo Lavezzini sirve para mejorar una noche ya espectacular. Inspirado en las raíces italianas del dueño del restaurante y hotelero Rogério Fasano, el cocinero Paolo lleve a los huéspedes a una exploración de la cocina italiana por medio de ingredientes locales frescos.

El entorno privado debajo de las estrellas es la forma ideal de celebrar una ocasión especial, como una propuesta de matrimonio o un cumpleaños. O, mejor aún, le agrega magia y romance a una experiencia de por sí espléndida en uno de los lugares más icónicos de Río.

Para aprender más sobre el Hotel Fasano Rio de Janeiro o para organizar una cena privada en la azotea, contáctese con el conserje para hacer una reserva.

close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar