Esta podría ser la mejor experiencia gastronómica ribereña de Ámsterdam

Sumérjase en una de las experiencias más exclusivas de la capital holandesa en el río Amstel como huésped del Hotel De L'Europe, anteriormente una residencia de los miembros de la ilustre dinastía Heineken
Un festín flotante

Las emblemáticas vías fluviales de Ámsterdam, adornadas con una alucinante colección de 165 canales, son recuerdos de su Edad de Oro de alrededor del año 1600, cuando una población en rápido crecimiento y atraída por la riqueza que llegaba del comercio exterior, empujó a la ciudad, antiguamente una zona pantanosa, a expandirse más allá de sus murallas medievales. Ese cinturón fotogénico sombreado por árboles ha inspirado a un sinfín de artistas prolíficos, desde Monet hasta Camus, y sigue siendo hoy un emblema de la tranquila metrópoli. Hoy en día, aunque las excursiones en barco abarrotadas suelen ser el medio para explorar su pintoresca ribera, Hotel De L'Europe, un glamoroso refugio a orillas del río donde los candelabros de cristal de varios niveles y los porteros con sombreros de copa se remontan al siglo XIX, ofrece una opción de navegación mucho más refinada. Los huéspedes pueden reservar una velada o una tarde a bordo de The Dyos, el remolcador de 1928 totalmente restaurado del hotel, donde los lujosos platos del restaurante Bord'Eau, galardonado por Michelin, intensifican una placentera navegación de tres horas.

El joven y dinámico chef de De L'Europe, Bas Van Kranen, que supervisa la experiencia culinaria a bordo de The Dyos y en el restaurante Bord'Eau del hotel.
Un colorido plato de salmonete con granada, aguaymanto y cilantro.
Preparándose para la cena en The Dyos, el remolcador de 1928 totalmente restaurado perteneciente a De L'Europe.
Reserve una velada a bordo de The Dyos, el remolcador de 1928 totalmente restaurado del hotel, donde los lujosos platos del restaurante Bord'Eau, galardonado por Michelin, intensifican una placentera navegación de tres horas.
Capitán Cook

Una cocina abierta de latón y camareros uniformados añaden la dosis justa de magnificencia, mientras que una chimenea proporciona la necesaria gezellig (una forma netamente holandesa de decir "acogedor"). Desde la amplia portilla, podrá contemplar algunos de los puentes más encantadores de Ámsterdam, como el Blauwburg, un puente de piedra ricamente ornamentado con esculturas de peces, y el Magere Brug, una belleza de nueve arcos, salpicado de miles de pequeñas luces. Los huéspedes pueden estar seguros de que su buque es 100% respetuoso con el medio ambiente: en un esfuerzo por mantener intactas sus históricas vías fluviales, Ámsterdam ahora solo permite embarcaciones de turismo eléctricas en sus canales, lo que significa que su viaje no produce emisiones.

El sofisticado menú de almuerzo y cena del Dyos, una selección artística de cocina de inspiración francesa con fuerte presencia de verduras, es cortesía del dinámico y joven chef del Bord'Eau, Bas Van Kranen. El prodigio de 28 años de edad comenzó en De Leuf, un restaurante de dos estrellas Michelin situado en las colinas de Limburgo, en el lado sudeste de Holanda. Aquí, Van Kranen fue chef principal, con la difícil tarea de llenar el enorme espacio dejado por el dueño del restaurante, el fallecido gourmand Paul van de Blunt, un ícono holandés cuya repentina muerte proyectó una oscura sombra en 2014.

Hoy en día, la obsesión de Van Kranen por los viajes y su compromiso con la simplicidad y la sofisticación, inspirado en Steve Jobs, guían muchas de sus creaciones con acento global en Bord'Eau y a bordo del Dyos. Entre ellas se encuentra la paloma de Anjou con flores de cerezo en escabeche, inspirada por una primavera reciente que pasó en Japón, y un cuarteto de atún, dashi, bergamota y rábano. Otros ejemplos de su oda a una inconfundible mezcla entre Oriente y Occidente que se presenta como parte de un menú de cinco platos incluyen vieiras noruegas, servidas junto a un consomé de camarones tailandeses y papaya verde; y salmonete con granada, aguaymanto y cilantro. En muchos sentidos, el menú de Van Kranen es una instantánea de la propia Ámsterdam actual: un osado crisol de influencias internacionales, más adecuado para las mentes abiertas. Acompañado de una botella de la superlativa colección de vinos del restaurante (el cual, con 850 etiquetas, fue seleccionado por Wine Spectator por tener una de las listas más impecables del mundo el año pasado), la fiesta flotante aquí es verdaderamente inolvidable.

Para saber más sobre Hotel De L'Europe o para reservar su cena a bordo de The Dyos, contacte al conserje al hacer una reserva.

close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar