Italia icónica: Venecia, Florencia, Roma

Una incursión de una semana en las adorables ciudades italianas.

Las ciudades más icónicas de Italia son apreciadas por su historia, su cultura, su cocina, su arte y la importancia que se le da a la "dolce vita.". Sin embargo, tanto Roma, como Florencia y Venecia, tienen su personalidad y tradiciones particulares, y merecen al menos algunos días para recorrer.

Reserve or customize this Magnificent Journey. To reserve, call (+1-800) 745 8883 in the US | Or click here for the call center near you.

Días 1 y 2: Roma histórica

Así sea su visita número uno o quince, en Roma lo importante es explorar el fascinante equilibrio de la ciudad entre lo viejo y lo nuevo. Recorra los antiguos barrios con visitas guiadas al Coliseo, el Foro, Ara Pacis y el Panteón. Una vez que haya recorrido algunas de las reliquias del Imperio romano, puede dedicar el día siguiente a comprender la importancia de la ciudad en el Medioevo y el Renacimiento. Las visitas deben incluir la Basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina en la Ciudad del Vaticano, la Galería Borghese y la Plaza Navona. No se pierda la Roma de los tiempos modernos y visite los museos de arte contemporáneo Museo Maxxi y Macro, y tiendas como Re(f)use y el atelier de Soledad Twombly. Claro que la gastronomía es sumamente importante en Roma. Algunos de los restaurantes más elegidos son Aroma, La Buvette, Babette, Open Colonna, Antico Arco y Le Mani in Pasta.

Días 3 y 4: Florencia artística

Puede tomar el tren de Roma a Florencia (hay varias salidas por hora) y reservar un asiento en un tren rápido, en el que el viaje demora una hora y media. Generalmente se la describe como un "museo viviente", Florencia es una ciudad que debe recorrerse a pie. Comience por la Galleria dell'Accademia, que alberga al David de Miguel Ángel y luego vaya hacia el sur, en dirección al Grand Hotel Villa Medici, anteriormente un palacio que pertenecía a la importante familia Medici. Pare a almorzar en el restaurante más antiguo de la ciudad, Buca Lapi, luego camine hasta el cercano Duomo, una maravilla de mármol multicolor. Suba al Campanile de Giotto para tener increíble vista de la ciudad y vea las Puertas del paraíso del Baptisterio de Ghiberti, que le tomo al artista más de veinte años en construir. Siga caminando hacia el sur, del otro lado del Arno, por el sereno Jardín de Boboli, particularmente relajante en los días calurosos. Cene en el famoso restaurante local Osteria Delle Tre Panche, en la célebre Trattoria Cammillo o en La Giostra, famosa por sus ravioles de Pecorino y pera.

Los compradores se deleitarán con la moda italiana y las tiendas tradicionales de Via Tornabuoni en la zona de Oltarno. Los verdaderos aficionados deben reservar con anticipación su visita al Museo Ferragamo, que alberga los gastados tacones de Audrey Hepburn y Marlene Dietrich. La elegante Trattoria 4 Leoni o el cálido Il Santo Bevitore son buenas opciones para almorzar. Cruce el turístico pero hermoso Ponte Vecchio y resérvese al menos dos horas para explorar la Uffizi, que alberga tesoros de Botticelli, Caravaggio y Tiziano.

Días 5 a 7: Venecia romántica

Tome el tren de Florencia a Venecia (un viaje de dos horas) y llegue a la estación más exclusiva del mundo, rodeada por las lagunas. Venecia, uno de los destinos más románticos del mundo, es una de esas extrañas ciudades en las que uno quiere perderse a propósito. El agitado Gran Canal divide la ciudad y se debe dedicar al menos una hora a pasear en lancha privada o vaporetto. La hora del aperitivo dura gran parte de la tarde; algunos de los lugares más elegidos son Harry's Bar (donde se inventó el Bellini) y Naranzaria. Las principales opciones para la cena abarcan el clásico De Pisis, con vistas panorámicas del Gran Canal, el clásico Cip's Club, o las preferidas por los locales Da Fiore o Antiche Carampane.

El mejor recorrido empieza y termina en la Plaza de San Marcos, el centro indiscutido de la ciudad. Visite la basílica y el campanario, y observe la infinidad de leones alados, el símbolo de San Marcos. Recorra el Palacio Ducal, y luego visite los dos museos de arte más importantes de Venecia, la Gallerie dell'Accademia y la Colección de Peggy Guggenheim. Si es amante del arte contemporáneo, visite el Palazzo Grassi y el Punta della Dogana de François Pinault. Algunos lugares destacados para almorzar son La Rivisita, La Piscina e Il Refolo, famoso por su pizza. Una encantadora manera de pasar la tarde es recorrer las islas de Venecia, incluidas Murano, Burano y Torcello, en las que encontrará la impactante catedral Santa Maria dell'Assunta. Para estimularse por la tarde, pruebe el helado de Gelateria Alaska (consejo: pruebe el de jengibre), o vaya de compras. Algunos recuerdos para toda la vida son los artículos de papel de la Antica Legatoria Piazzesi, los juguetes para niños de Signor Blum, las máscaras venecianas de MondoNovo y los cristales de L'Angelo del Passato y Massimo Micheluzzi.

close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar