Brasil: San Pablo y Río de Janeiro

Leading Hotels of the World_Brazil Map

Un itinerario de cuatro días en el país sudamericano.

Brasil es enorme, abarca prácticamente la mitad de América del Sur y lo tiene todo, desde ciudades vibrantes hasta bellísimas playas y románticas escapadas al campo. Planificar un itinerario es una tarea difícil, pero el país tiene propuestas para todos los gustos, por lo que seguramente volverá muchas veces.

Reserve or customize this Magnificent Journey. To reserve, call (+1-800) 745 8883 in the US | Or click here for the call center near you.

Días 1 y 2: Sao Paulo

La ciudad más grande de Brasil puede ser abrumadora, pero si explora la gran urbe con un propósito, en poco tiempo se convertirá en un paulistano. Comience la visita con una visita guiada a las increíbles galerías de arte urbano, como la muestra del grafitis más famosa en Beco do Batman, que aporta una dosis de color y cultura a la metrópolis. Puede parar a almorzar en un café o "boteco" en el barrio bohemio de Vila Madalena. Si busca una actividad divertida, haga una visita al Coffee Lab para una dosis de cafeína y una clase sobre la preparación del café (el café también es una escuela).

Por la tarde, puede elegir entre una clase de cocina brasileña tradicional o el Parque Ibirapuera, el más grande de la ciudad, y único sitio para descansar de los paisajes urbanos. Para la cena, pruebe comida brasileña tradicional en Brasil a Gosto o disfrute de una gran salida nocturna en D.O.M.. Para ser parte de la animada vida nocturna de Sao Paulo visite Hot Hot después de cenar, donde disfrutará del ruido de la música electrónica.

Al día siguiente podrá visitar el Museo de Arte de Sao Paulo, que es particularmente divertido los sábados, cuando se organiza una feria en las calles de sus alrededores. Después de visitar el museo, puede recorrer los mercados para llevarse recuerdos únicos y probar deliciosa comida al paso. Por la tarde, explore la Avenida Paulista, que solía ser el centro comercial de la ciudad, pero ahora alberga una hermosa mezcla de arquitectura esplendorosa y casas lujosas. Muy cerca se encuentra el barrio Jardins, que es el lugar para hacer compras de lujo. Antes de volver al hotel, visite el Edificio Copan, edificio contemporáneo diseñado por Oscar Niemeyer que hoy funciona como complejo de apartamentos. El rascacielos cercano Edificio Italia cuenta con un mirador desde donde podrá tener una amplia vista del atardecer sobre la ciudad.

Para la cena, dése el gusto de un banquete en Kaá, restaurante franco-italiano, o en Kinoshita, lugar de sushi de alta calidad. Si busca algo más familiar y discreto, pruebe el mejor restaurante de pizza de la ciudad, Braz, o el encantador Chou, ubicado en la zona de Pinheiros, conocida como el "nuevo centro" de Sao Paulo.

Días 5 y 6: Río de Janeiro

Empiece el día con un recorrido panorámico de Río en bicicleta. Comience por la laguna Rodrigo Freitas, el jardín botánico, que cuenta con 6.000 especies de plantas y el parque Lage, una frondosa bosque subtropical nativa de la zona. Pare a tomar un café o a comer algo liviano en algún restaurante o bar local que ofrece emparedados (uno de los más elegidos es Astor, una taberna de estilo retro). Continúe por la costa (las playas de Copacabana, Ipanema y Leme) o deje la bicicleta y vaya al Pan de Azúcar, el más alto de los monolitos de granito y cuarzo que rodean la ciudad de Río.

La forma más sencilla de llegar al Pan de Azúcar es por teleférico, pero los aventureros tal vez prefieran recorrer el sendero del Costão (que lleva entre dos y tres horas). La escalada varía de intensidad moderada a extenuante, y hay un pequeño tramo en el que se utilizan cuerdas para garantizar la seguridad. Los niños deben ser mayores de 14 años para poder hacer el sendero del Costão. El sendero de la colina de Urca ofrece una opción menos intensa para niños y senderistas promedio. Una vez en la cima, puede hacer una pausa para disfrutar de las impactantes vistas de Río y la Bahía de Guanabara antes de regresar a la base por teleférico.

Para la cena, quienes visitan la ciudad por primera vez no pueden dejar de ir a una churrascaria (los vegetarianos no estarán contentos aquí). Fogo de Chão, la opción más elegida originaria de Sao Paulo, es el lugar indicado para probar, pero no será el único turista aquí. Para una opción más local, vaya a Leblon, el barrio de moda, y cene en el moderno restaurante japonés Sushi Leblon.

Al día siguiente, visite el cerro Corcovado para conocer la estatua del Cristo Redentor, quinta estatua en tamaño en el mundo, y símbolo de Río y del Cristianismo brasileño. Luego, tomará un pequeño tranvía hacia el histórico y bohemio barrio Santa Teresa, característico por su arquitectura portuguesa del siglo XIX y la gran cantidad de pintorescos locales, restaurantes y tiendas de artesanías. Pare a almorzar al aire libre en Aprazivel, y disfrute las vistas panorámicas de la ciudad y de la costa atlántica.

Al final de su viaje, celebre en grande en el restaurante italiano Al Mare, ubicado en un elegante comedor en el Hotel Fasano Rio de Janeiro.

close
¿A dónde desea ir?

Seleccione su fecha de llegada

Seleccione su fecha de salida

Buscar
  • Habitación:

Cerrar